domingo, enero 4

Enterate; Pedro Martínez espera por la llamada al Salón de la Fama.

imageRotate
Boston.- En su labor como comentarista de los Dodgers de Los Ángeles, Nomar Garciaparra es testigo de cómo Clayton Kershaw se convirtió en un lanzador dominante en la Liga Nacional, lo que le permitió ganar el Cy Young en tres de los pasados cuatro años.
Pero cuando los aficionados le preguntan si conoció a alguien tan magnífico como el zurdo de Los Ángeles, Garciaparra los detiene en seco, destacó AP.

"Espera'', dice. "Tengo que apostarle a Pedro Martínez''.

El excampocorto de los Medias Rojas ya jugaba en Boston cuando el derecho dominicano llegó procedente de los Expos de Montreal en 1997 tras ganar el reconocimiento por la Liga Nacional. Luego lo vio ganar dos trofeos consecutivos con los Medias Rojas en las campañas 1999 y 2000 que lo marcaron como uno de los lanzadores más dominantes en la historia del beisbol.

En ese periodo de dos años, en plena era dorada de los bateadores, Martínez tuvo marca de 41-10 con porcentaje de efectividad de 1.90 y 597 ponches. Después se convirtió en el ancla del cuerpo de lanzadores que llevó a los Medias Rojas a una victoria en la Serie Mundial de 2004 con la que pusieron fin a una sequía de campeonatos que duró ocho décadas.

Martínez pasó cuatro temporadas más con los Mets de Nueva York, tres de ellas menguadas por lesiones, y volvió a una Serie Mundial en 2009 con los Filis antes de retirarse. Cinco años después es elegible para el Salón de la Fama y es probable que esté entre los elegidos cuyo nombre se anunciará el martes.

Al igual que Randy Johnson, que aparece por primera vez en la papeleta, Martínez tiene casi asegurada su entrada al recinto de los inmortales en julio. Ambos tienen la oportunidad de recibir más del 98,84% de los votos, marca en poder de Tom Seaver.

Martínez impresionaba a sus oponentes porque gozaba de un control que le permitía lanzar la pelota por todas las zonas del plato, sin olvidarse de las esquinas de adentro.

En 1999, cuando entró como relevista en el juego final de la serie divisional de 1999 contra Cleveland, los bateadores de los Indios se desinflaron frente a él. Martínez lanzó seis entradas sin permitir imparable para finiquitar la serie.

"Quería que mi presencia se notara'', dijo Martínez hace unos meses cuando volvió a Boston para ingresar al Salón de la Fama de la franquicia. ``Cada vez que salía quería que supieran, que estuvieran conscientes de que no estaba bromeando. Ese era mi trabajo. Decir que estaba ahí y era el responsable''.

Martinez se retiró con marca de 219-100 y promedio de efectividad de 2.93. Ponchó a 3.154 bateadores y dio 760 pasaportes en 2.827 entradas. Ganó 20 partidos por campaña en dos ocasiones, también en dos campañas ponchó a más de 300 bateadores y en dos ocasiones logró marca de efectividad debajo de 2.00.

Pero si sus lanzamientos electrizaban, su presencia causaba una animación especial en el estadio Fenway, al darle un toque multicultural a un parque de pelota que no se distinguía por su diversidad _los Medias Rojas fueron el último equipo en integrar negros_ en una ciudad poco inclinada a cualquier tipo de cambio.

En los días que lanzaba las banderas dominicanas ondeaban en las gradas y los aficionados coreaban su nombre mientras sonaban tambores con ritmos latinos. El periódico The Boston Globe comenzó a publicar las crónicas de los partidos en español junto a las escritas en inglés.

Martínez no se distanciaba de la fiesta en los partidos, siempre que no estuviera lanzando. En un partido sus bromas eran tan distractoras que Garciaparra lo amarró en la caseta con cinta adhesiva usada para los vendajes y usó el último fragmento para colocársela en la boca.

"Me gustaba estar relajado cuando no lanzaba y quería que mis compañeros también lo estuvieran'', recuerda Martínez. "La temporada es muy larga y si no te diviertes, en especial los días en que no lanzas'', se hará aún más larga''.

En La Romana; Los Toros derrotaron a Las Estrellas 1-0, Se meten en Round Robin.




La Romana, Elih Villanueva superó a Esmil Rogers en una batalla monticular y Héctor Gómez conectó un cuadrangular solitario, para que los Toros del Este blanquearan 1-0 a las Estrellas Orientales.

Villanueva (1-0) lanzó seis episodios en blanco y solo toleró tres indiscutibles, otorgando un boleto y abanicando a seis, y Héctor Neris lanzó el noveno perfecto para su primer salvamento del Round Robin.

Con esa labor, superaron a las Estrellas y a Rogers (0-2), que cedió una vuelta en una labor de seis episodios y tres hits, con un boleto y cuatro ponches.

La única carrera del partido se produjo en la segunda entrada, cuando Gómez desapareció un lanzamiento de Rogers que determinó el resultado final del encuentro.

Por los Toros, Lew Ford pegó dos hits en dos turnos al bate, mientras que Brian Burgamy y Mayobanex Acosta ligaron un hit cada uno.

Por las Estrellas, Derrick Robinson, Elián Herrera y Matt Pagnozzi despacharon un hit cada uno para los únicos indiscutibles de los derrotados.

Tras la jornada, los Gigantes (4-2) lideran la semifinal, seguidos de Estrellas (3-3), Águilas (3-3) y Toros (2-4). El domingo se enfrentan Gigantes-Águilas y Toros-Estrellas.

Las Aguilas vencen a Gigantes 4-3




SAN FRANCISCO DE MACORIS.- Un cuadrangular de tres carreras del primera base Dan Black en el sexto capítulo decidió la victoria de las Águilas Cibaeñas 4 vueltas por tres ante loso Gigantes del Cibao en partido celebrado a casa llena en el estadio Julián Javier de esta ciudad en la continuación del round robin del campeonato de beisbol invernal dominicano dedicado a la memoria de Pilindo Bonnetti.

Las Águilas que ponen en 3-3 su record en esta semifinal, tomaron el comando del partido en el sexto episodio con el soberbio cuadrangular con dos abordo del primera base Dan Black contra los envíos del abridor zurdo de los Gigantes Nick Additon.

Las acciones del episodio la inicia Joaquín Arias recibiendo pelotazo, Ricardo Nanita soplo sencillo al jardín izquierdo y en esa situación Juan Carlos Pérez avanzo a los corredores con toque de sacrificio, pegando de inmediato Black el estacazo de cuatro esquina que vio el marcador a favor de los aguiluchos.

El conjunto dirigido por Andy Barkett produjo su primera anotación en el segundo capítulo cuando Dan Black inicio la tanda con doble entre right y center y luego de dos outs Jordy Lara lo trajo a la goma con otro doblete por la banda izquierda.

Mientras que los Gigantes del Cibao hicieron sus tres carreras en el mismo primer inning contra el abridor aguilucho Carlos –Tsunami- Martínez, aprovechando un costo error de la defensa del cuadro interior de las Águilas.

Alexis Casilla pego sencillo al centro después de un out, siendo imitado por Jean Segura con imparable al prado izquierdo, avanzando ambos corredores por rodado a la inicial de Francisco Peguero, acto seguido Moisés Sierra bateo saltarín que se convirtió en infield hit por el campo corto donde el debutante torpedero Iván de Jesús lanzo mal la inicial para que anotaran dos y llegara a la intermedia Sierra de donde anoto por sencillo de izquierdo de Brad Lenn.

El Tsunami Martínez se alzo con la victoria al trabajar durante cinco entradas completas en la que enfrento a 22 bateadores le marcaron tres carreras, dos limpias, otorgando una base por bola y ponchando a cinco rivales.

Martínez fue sustituido después de completar sus cinco episodios por Nefi Ogando (6), Johan Yan (8), Nelson Payano (8), Josh Wall (8) y Frank Francisco (9), quien salvo el partido por los amarillos.

Additon el abridor y perdedor por los Gigantes lanzo cinco y un tercio de entradas de cinco hits y cuatro carreras, sin boletos y seis ponches. Fue auxiliado por Michael Marriott (6).Sandy Rosario (8) y Jairo Asencio (9).

Black lidero la ofensiva de las Águilas con jonrón y doble, anotando dos y remolcando tres vueltas, Ricardo Nanita conecto par de inatrapables y Jordy Lara un tubey.

Los mejores por los Gigantes fueron Alexis Casilla y Carlos Paulino con doble y sencillo, Maikel Franco dos sencillos, Jean Segura, Moisés Sierra y Garabez Rosa una imparable cada uno.

Esta tarde las Águilas reciben en su nido, el estadio Cibao a los Gigantes a partir de las cinco de las tarde.

Enfermera británica con ébola "en estado crítico"

Pauline Cafferkey

La enfermera británica diagnosticada con ébola tras regresar de Sierra Leona se encuentra en estado crítico, según lo informó este sábado un comunicado del hospital londinense Royal Free.

"Sentimos anunciar que el estado de Pauline Cafferkey se ha ido deteriorando gradualmente durante los dos últimos días", se lee en el texto.

La trabajadora sanitaria, empleada del Servicio Nacional de Salud de Reino Unido, volvió a Reino Unido el domingo pasado y fue diagnosticada con el virus tras quejarse de fiebre.

Reportes indican que a Cafferkey se le estaba administrando a un tratamiento experimental elaborado con un medicamento antiviral y plasma sanguíneo de sobrevivientes de la enfermedad.